¿Tú tienes metas?

¿Tú tienes metas?

Los que trabajamos en logística conocemos la importancia de llegar a destino en tiempo y forma. Sabemos que para alcanzar dicho objetivo es primordial la elaboración de una planificación y una estrategia determinada que requiere de negociaciones, trabajo en equipo, resolución de problemas y no detenerse ante posibles obstáculos.

Así como lo hacemos en una operación, ¿nosotros nos ponemos metas en nuestra vida personal y laboral que nos ayuden a crecer y avanzar hacia un “destino”? ¿Conocemos bien nuestras habilidades, dificultades y sueños?

En nuestra vida y en nuestro trabajo es importante establecernos metas a corto, mediano y largo plazo para mantenernos motivados. Estas metas pueden ser: construir tu propia casa, mejorar los procesos de almacenaje, mejorar la productividad de tu sector, no sufrir ningún accidente laboral, lograr una mejor comunicación con tu jefe o tus hijos, mejorar mi creatividad en la toma de decisiones, obtener alguna distinción especial para mi equipo de trabajo o para mi empresa.

Es necesario establecer metas claras y alcanzables para no generar frustración y abandonar la “carga” a mitad de camino. Algunos pasos que se pueden tomar son:

 

1)      Definir claramente estos objetivos y metas

2)      Identificar dónde estás situado y hacia dónde quieres ir

3)      Planificar una estrategia con plazos de tiempo en la cual puedas cuantificar los progresos a medida que vayas avanzando.

4)      Ejecutar la estrategia con persistencia.

5)      Medir resultados para ir generando nuevos planes de acción,  cambios, etc.

6)      Prepararte mentalmente para que los resultados no siempre sean positivos. A veces los resultados no son tan rápidos como puedes esperar en un principio pero la clave está en continuar confiando en tu capacidad y esfuerzo.

7)      Disfrutar de tus logros si vas alcanzando tus metas. Sin embargo, es tiempo de renovarlas para mantenerte siempre activo, caminando hacia adelante y mejorando continuamente.

 

Durante todo el proceso es importante ser creativo y proactivo para detectar oportunidades y prevenir obstáculos. Además, a veces es interesante involucrar a alguna otra persona (un compañero de trabajo, un superior, un familiar) que te pueda ayudar a medir tu evolución desde un lugar más objetivo.

Nuestra propuesta, entonces, es que cada uno de nosotros piense en sus metas, las analice, las actualice y entienda que para llegar a un destino lejano con un camino dificultoso es necesario ir alcanzando pequeñas metas o “zonas de descanso” que nos permitan organizar mejor el recorrido.

 

¿Y tú tienes metas?

Cuéntanos algunas metas personales o laborales que te hayas propuesto. ¡Como Tomás González, puedes inspirar a otros y, quien te dice, alguien puede ayudarte a alcanzarlas!

Metas BeOT

Share This Post

Related Post

Deja un comentario

Your email address will not be published. Email and Name is required.