Una cadena logística flexible: convirtiendo el riesgo en oportunidad

Una cadena logística flexible: convirtiendo el riesgo en oportunidad

Por definición el riesgo es inevitable a lo largo de una cadena logística, sin embargo la clave se encuentra en como mensuramos y manejamos esta variable. Cuando una empresa cuenta con la habilidad de adaptarse a las diversas circunstancias que atraviesan una operación, el riesgo se transforma en oportunidad.

¿Su empresa está preparada para mitigar los efectos de los riesgos operacionales, como un terremoto, una inundación, un cambio brusco en la demanda de un producto? Reconocer que estas situaciones no siempre irán de acuerdo a lo planeado y tener un sólido soporte operacional para responder en forma efectiva, incluso en situaciones inesperadas, será lo que podrá posicionar su empresa sobre la competencia.

Existen tres pilares para garantizar una estructura flexible en términos de riesgo operacional:

Visibilidad en varios niveles – Al contar con visibilidad a través de todos los niveles de  la cadena logística, se pueden advertir posibles riesgos tempranamente permitiendo, de esta manera, mitigar los impactos negativos sobre las operaciones y su desempeño. Esta información le da el poder a todos los involucrados de acelerar, transferir o replanificar las rutas o procesos para prevenir escasez o entregas fuera de tiempo.

Colaboración en tiempo real – Los planes de contingencia no deben estar aislados de los proveedores y socios estratégicos. La comunicación y colaboración entre los distintos actores ayudará a manejar el plan de acción en situaciones inesperadas. Si tienes la capacidad de respuesta ante cambios coyunturales o desastres climáticos, estarás bien posicionado cuando el mercado se estabilice.

Un plan de contingencia flexible – Una evaluación flexible de potenciales riesgos ante una operación permitirá planificar respuestas efectivas. Los procesos de prevención de riesgos deben proveer a los equipos información rápida y fácilmente mientras las variaciones ocurren para que éstos puedan determinar qué línea de suministro, productos y locación de inventario han sido afectados y contar con opciones de líneas alternativas para tomar la decisión más conveniente.

La pronta respuesta depende en la capacidad de la compañía de identificar posibles riesgos, preparar escenarios de recuperación y ajustar planes basados en situaciones inesperadas. De lograrlo, la compañía puede revertir un desafío complejo en una oportunidad que puede cambiar las reglas de juego.

Bibliografía: http://www.inboundlogistics.com

 

Share This Post

Related Post

Deja un comentario

Your email address will not be published. Email and Name is required.