Estrategias para ahorrar combustible, reducir costos y disminuir la huella ambiental

Estrategias para ahorrar combustible, reducir costos y disminuir la huella ambiental

Los que trabajamos en logística, sobre todo en logística industrial, tenemos una responsabilidad con el medioambiente que debemos asumir. La huella de dióxido de carbono que los camiones dejan a su paso, deben ser reducidos al mínimo. Si bien el diseño de los motores y vehículos tiene gran implicancia en el consumo de combustible en el  transporte de mercancías, hay otros factores, como la carga, la conducción, la mantención y los kilómetros recorridos, que también tienen gran relevancia. Por lo tanto, corrigiendo ciertos hábitos consumiremos menos combustible, disminuiremos nuestra huella ambiental y veremos un aumento en la rentabilidad. Aquí, 8 estrategias para ahorrar combustible en el transporte terrestre de mercancías:

 

1. Capacitación de los conductores: Como ya expresamos en este blog, los trabajadores son los que harán posible una operación exitosa. En este caso, los conductores pueden representar la mejor forma para mejorar la eficiencia del combustible si se les brinda una formación adecuada: la aceleración desmedida, el exceso de velocidad y el motor encendido con el vehículo detenido son las mayores causas de desperdicio.

 

2. Renovación de la flota de camiones: Actualmente los fabricantes de camiones están cada vez más orientados a desarrollar vehículos eficientes. Si bien queda camino por recorrer, los camiones modernos consumen considerablemente menos combustible que hace algunos años. El costo de capital puede ser alto en un principio, pero BeOT ha reportado grandes ahorros en mantención, combustible y  productividad por vehículo en sus camiones nuevos.

 

3. Mantención periódica: Un vehículo con buena mantención se comporta mejor en las rutas, disminuye los costos y mejora la eficiencia del combustible.

 

4. Chequeo frecuente de las llantas del vehículo: Este buen hábito mejora el kilometraje por litro de combustible, mejora el sistema de frenado y  aumenta la vida útil de los neumáticos. Si ya están desgastados, el consumo de combustible irá en aumento aunque estén bien inflados. Si decides cambiarlos, elije la nueva generación de neumáticos que disminuyen la resistencia al rodado.

 

5. Optimización de rutas: Un operador logístico debe realizar una correcta planificación de itinerarios y el seguimiento de cerca de cada camión. La disminución de los kilómetros innecesarios se traduce en menos tiempo en ruta, menor desgaste de los conductores y de los vehículos, reducción del consumo de combustible, disminución de gastos y aumento de la productividad.

 

6. Optimización de la carga: En la logística industrial el peso es un factor clave. Por lo tanto, llevar a cabo una estrategia que optimice la ecuación peso – viaje – kilómetros es fundamental. El peso pone una tensión en el motor de los vehículos y afecta la eficiencia del combustible. Por ello, se debe encontrar la carga adecuada para mejorar el kilometraje por litro.

 

7. Apagado del motor en esperas: Dejar encendido el motor con el vehículo detenido por más de tres minutos causa daños al motor que acortan su vida útil y disminuyen su eficiencia. Además, esta práctica en exceso aumenta el costo energético y reduce la duración del aceite del motor.

 

8. Aceleración y velocidad: Además de reducir riesgos, mantener una velocidad estable no muy elevada, disminuye el desperdicio de combustible, la emisión de monóxido de carbono, hidrocarburos y óxidos de nitrógeno. Durante la aceleración, conviene utilizar cambios cortos manteniendo el motor por debajo de las 1.200 RPM.

Share This Post

Related Post

Deja un comentario

Your email address will not be published. Email and Name is required.