El rol de la logística en el Comercio Internacional

El rol de la logística en el Comercio Internacional

En una economía globalizada, se torna de vital importancia lograr llegar a nuevos mercados tanto de clientes como de proveedores. Materias primas, partes de componentes y ensambles, mercados emergentes pueden ser razones para que una compañía entre en el comercio internacional y es por eso que la logística internacional ha ido cobrando mayor importancia. Los que trabajamos en logística somos parte del desafío que Chile tiene por delante: que nuestras pequeñas y medianas empresas puedan acceder a los mercados internacionales. ¿Por qué? Porque un operador logístico puede ayudar a la compañía en el diseño de la cadena logística teniendo en cuenta las complejidades de cada caso.

 

Cualquier empresa que quiera comenzar a operar internacionalmente debe comprender que abrirse a mercados internacionales requiere enfrentarse a desafíos distintos, mayores complejidades, riesgos e incertidumbres. Por ejemplo, se deben entender las implicancias de las monedas de los diferentes países. El tipo de cambio afectará financieramente a la operación ya que de esto dependerá  la selección de proveedores, la modalidad del transporte, niveles de inventarios, etc. O sea, este simple factor, tendrá un impacto directo en variables logísticas muy importantes. Otras variables a tener en cuenta son la distancia, la inflación de las monedas de los países, el riesgo político y las leyes que afectarán el modo y los tiempos de entrada y salida de cada país. Pero, tal vez, el factor más importante a considerar antes de comenzar a realizar las operaciones con un cliente o proveedor fuera del país es el de las complejidades culturales que diferencian a las sociedades del mundo.

 

La compañía debe trabajar codo a codo con el Operador Logístico para conocer, comprender y asimilar las diferencias culturales, históricas, idiomáticas y judiciales a la hora de emprender las negociaciones a lo largo del intercambio comercial internacional. Algunos temas a considerar son:

 

Establece relaciones. Construir confianza en una relación conlleva tiempo, esfuerzo y la necesidad de adaptarse a las formas y costumbres ajenas.

Contratos. Asegúrate de incluir todas las cláusulas necesarias para no perder esfuerzo, tiempo y dinero en el camino ya que no necesariamente los contratos son entendidos por todas las culturas de igual manera.

Entiende las diferencias en las formas de trabajo. Las cosas no se van a dar en el momento y la manera planeados. Siempre que trabajas con otras personas, tienes que adaptarte a su forma de trabajo, y más cuando trabajas con personas de otra cultura. De ellos dependerá el éxito de la operación. Acepta, respeta y trata de trabajar con ello.

Acepta los tiempos. Burocracias que en un país tomarían un par de horas, en otros, más burocratizados, pueden llevar meses. Esto es un factor conocido…pero difícil de asimilar. Las diferencias en expectativas y estilos pueden llevar a fricciones innecesarias que dificulten el trabajo.

 

No trates de acortar el camino. No presumas nada. Asegúrate de haber entendido bien.

 

 

Bibliografía

Inbound Logistics . Global Logistics Bridging the Cultural Divide

Revista Logística 2010 – Puerto Valparaíso

Share This Post

Related Post

Deja un comentario

Your email address will not be published. Email and Name is required.