LA TOMA DE DECISIONES EN LOGÍSTICA

LA TOMA DE DECISIONES EN LOGÍSTICA

Toma de Decisiones - BeOT

Como sabemos, la toma de decisiones se encuentra relacionada con la determinación y cumplimiento de objetivos y con el desarrollo de caminos y alternativas que nos llevan al mismo. En la actualidad, no se puede pensar en la toma de decisiones aisladas, sin considerar los procesos integrales de una compañía. En el caso de la logística, se deben combinar las decisiones de producción, almacenamiento, distribución y ventas; siempre teniendo la satisfacción de la demanda del cliente final como objetivo principal. Este proceso involucra, por un lado, decisiones de producción (qué, dónde y cuánto producir y selección de proveedores) y, por otro lado, decisiones de transporte, almacenamiento, control de inventario, tamaño de pedidos de reposición al cliente final y solución de conflictos. En la toma de decisiones estratégicas se debe tener en cuenta el impacto de éstas a corto, mediano y largo plazo por lo que debe estar alineada con la ventaja competitiva que se quiera adoptar: flexibilidad, coste, calidad, etc.

 

Algunos factores importantes ante cualquier decisión son:

 

Quién va a llevar a cabo la decisión: asignando a un responsable que se encargue de su ejecución y que responda por la misma

Cuándo se llevará a cabo: contemplando plazos prudentes y realistas que permitan llegar a su cumplimiento

Con qué recursos se llevará a cabo: destinando personal disponible, equipo y/o maquinaria que se requiera para su ejecución

En qué medio se llevará a cabo: siendo el medio ambiente como el clima, situación geográfica, o bien aspectos sociales y económicos que impidan la ejecución de las decisiones

 

Una vez contemplados estos factores, es posible ejecutar nuestras decisiones. Finalmente, una vez que éstas están en acción, debemos darle seguimiento constante estableciendo un sistema de control de resultados para su evaluación y así mejorar la toma de decisiones.

 

Sin embargo, cuando se toman las decisiones de forma aislada y cortoplacista, se comienzan a presentar problemas. Por ejemplo, cuando se decide usar el medio de transporte más barato en términos de kilogramo-kilómetro, sin entender cómo esta decisión afecta la producción y el tamaño de pedidos óptimo. Este tipo de problemas se da porque algunos gerentes tienden a centrarse en calcular sólo algunos costos, dejando de lado los cálculos más importantes.

En el momento de un conflicto, la situación es crítica por las demandas urgentes que se agregan a las demandas cotidianas. Por esto, la información que se maneja es importante y debe ser válida, clara, oportuna, actualizada periódicamente y expresada de forma sencilla, ya que sustenta la toma de decisiones de todo el sistema. Así mismo, es importante validar la información mediante el contacto con otros actores, creando mecanismos de intercambio que ratifiquen, rectifiquen o desechen la información.

 

Share This Post

Related Post

Deja un comentario

Your email address will not be published. Email and Name is required.