Alianza estratégica: almacén y ventas

Alianza estratégica: almacén y ventas

Cuando el almacén y el equipo de ventas se comprometen en una alianza estratégica el resultado es mejor nivel de servicio.

 alianza entre almacén y ventas

Un reto operacional de los almacenes logísticos siempre es determinar cómo manejar los niveles de inventario.  Es importante tener en cuenta que el stock representa un costo significativo para una empresa: se tiene inmovilizado capital, produce gastos de almacenamiento y se corren riesgos de obsolescencias, caducidades y mermas. Sin embargo, sufrir déficit de inventario puede resultar en un mal nivel de servicio con consecuencias drásticas en ventas. Por esta razón, se debe buscar un punto de equilibrio.

 

Para calcular los niveles de stock adecuados existen varios enfoques que pretenden dar una idea más o menos acabada del inventario óptimo. Uno de estos enfoques es el BTF (Built To Forecast) o, en español, determinar el stock a partir de los pronósticos de demanda.

 

El objetivo de este enfoque es mejorar el flujo de información en la cadena de suministro que nos permita conocer el nivel de stock necesario para abastecer la demanda a partir del pronóstico del nivel de ventas. El cálculo se basa en históricos de la cantidad de unidades vendidas en períodos anteriores en combinación con datos sobre las tendencias actuales del mercado, ventas y las novedades del negocio. Es recomendable la práctica de revisiones periódicas (puede ser mensual). Esta información le permitirá a la empresa reaccionar con mayor rapidez ante cambios del entorno y pensar la gestión de inventarios como un proceso dinámico y constante.

 

Algunos de los beneficios de este enfoque son:

   – Utilizar los datos recolectados para determinar objetivos de ventas, trabajando así, en conunto con el departamento de ventas.

   – Acortar tiempos de respuesta ante posibles problemas o crisis

   – Optimizar el espacio, el tiempo y los recursos económicos destinados a la gestión del almacén

   – Satisfacer la demanda de los consumidores, asegurando un buen nivel de respuesta

   – Reducir obsolescencias, caducidades y mermas

 

Cualquier método utilizado en la cadena logística para calcular stock debe ir respaldado por una estrategia con objetivos claros. Teniendo en cuenta qué se quiere conseguir en materia de calidad de servicio y costos, la información obtenida puede ser utilizada para optimizar los procesos.

 

Artículos relacionados:

   – Gestión de almacenes o bodegas

   – Los altos costos del déficit de inventario

   – Gestión de almacenes y control de inventarios

Share This Post

Related Post

Deja un comentario

Your email address will not be published. Email and Name is required.