Poniendo en valor la carga de nuestros clientes

Poniendo en valor la carga de nuestros clientes

Seguro de Camiones de Carga BeOT

 

En el transporte de mercaderías existen muchos riesgos involucrados que no podremos controlar, pero sí prever y administrar de manera inteligente. Para lograrlo, debemos ser conscientes de los riesgos a los que la mercancía va a estar expuesta; identi­ficarlos es el primer paso para reducirlos. Una vez identificados, adoptar herramientas de protección nos ayudará a que las consecuencias sean menos graves y así proteger los intereses de nuestros clientes.

 

El objetivo del seguro de transporte de carga es el de cubrir las mercancías contra los diferentes riesgos que se puedan originar desde que ésta sale del almacén hasta la llegada a su destino final. Los riesgos se aseguran mediante la contratación de una póliza de seguro en la cual el asegurador, por el pago de una prima determinada, se obliga a indemnizar al asegurado o beneficiario por las pérdidas o daños causados a las mercancías durante el transporte.

 

Todas las Compañías de Seguros, suelen clasificar los seguros para camiones de carga antes de concretar el trato. Lo que observan son los tipos de camiones, el tipo de carga que estos llevarán (no es lo mismo un transporte de mercancías peligrosas que de mercancías generales o de materiales pesados) y la ruta a recorrer.

 

Tipos de Pólizas para asegurar la  mercancía:

  – Póliza abierta o automática: para clientes que tienen un alto volumen de transporte de mercancías. Ofrece ciertas ventajas tales como primas más favorables debido al volumen transportado y primas a pagar mensualmente.

  – Póliza específica: para empresarios que transportan un bajo volumen de mercancías o realizan operaciones de forma muy esporádica.

  – Póliza de transporte de valores: para transportar dinero, joyas preciosas, certificados, obras de arte, títulos, maquinarias y otros valores.

 

Las Coberturas del seguro de transporte de carga se dividen en:

   – Cobertura Mínima: Cubre incendio, rayo, explosión, caídas accidentales de bultos al mar durante traslado o durante las operaciones de carga, descarga o transbordo; pérdidas o daños originados en accidente que sufra el vehículo transportador o el vehículo asegurado.

  – Falta de Entrega: cubre el extravío y/o hurto simple o calificado, según definición legal de uno o más bultos completos (contenido y empaque), en que se halle dividido el despacho, de acuerdo con los documentos de transporte.

  – Avería particular: considera la rotura, contaminación, humedad, aplastamiento, manchas, abolladuras, óxido, contacto con aceite o grasas; derrames, mermas, evaporaciones o filtraciones por rotura de empaque, golpes y caídas de los bienes a tierra. Estos daños hacen referencia al contenido y no al empaque.

  – Saqueo: Se aplica en dos formas: a) cuando hay sustracción parcial o total del contenido de los bultos y b) la sustracción de alguna parte integrante de los bienes asegurados, cuando no tengan empaque.

  – Otros Riesgos Asegurables: guerra internacional, guerra civil, rebelión, insurrección, acto hostil de un poder beligerante o contra dicho poder; aprehensión proveniente de los anteriores riesgos, minas, torpedos, bombas u otros artefactos de guerra abandonados; huelgas, suspensión de trabajos por cierre patronal, disturbios, motines, conmoción civil y terrorismo.

 

Para garantizar la compra de un seguro de transporte ajustado a las necesidades de cada cliente, se debe informar a la aseguradora los trayectos, el tipo de proveedores, las características del empaque, las condiciones de manipulación y temperatura y el valor de la carga, entre otros. En BeOT contamos con todos nuestros equipos asegurados y con la experiencia y conocimiento para asesorar a nuestros clientes en caso de ser necesario contar con pólizas específicas para alguna mercancía en particular.

Share This Post

Related Post

Deja un comentario

Your email address will not be published. Email and Name is required.